Make your own free website on Tripod.com

Hechos 5

Queridos jóvenes y amigos,

Primeramente, disculpe por favor el problema con el correo que afectó a todos ustedes que usan cuenta de Hotmail y algunos otros también.  Cambie de versiones en mi computadora y me causó problemas que no tuve antes.  Gracias a Enrique Alfaro de Lima por avisarme del problema de una vez, de otro modo no hubiera podido corregir tan pronto:.

Quiero decir un poco mas sobre el capitulo cuatro de Hechos, ultima parte.  Allí vemos un idealismo muy bonito, que funcionó no mucho tiempo, pero si marcaba la asamblea infantil con la huellas de la obra del Espíritu Santo tan fuerte.  "Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común."  Sabemos que en el mundo el comunismo ha tratado de hacer algo semejante, pero sin Dios y con hombres codiciosos (todos lo somos, si queremos admitir la verdad).  No es nada sorprendente que no ha funcionado en el mundo.  Pero aquí en Hechos 4, cuando el poder del Espíritu Santo esta obrando, era una cosa muy bonita.  Notemos este Levita, Bernabé.  Bajo la ley, los Levitas no deben de ser dueños de terreno, siendo que Jehová era su herencia.  Pero las cosas en Israel estaban en desorden, y Bernabé era dueño de terrenos.  Pero este hombre, cuyo corazón era muy tierno hacia el Señor Jesús y hacia los santos (como veremos mas, Dios mediante, cuando llegamos al capitulo 11) vendió su terreno para apoyar a los santos.

Vemos cuan pronto fracasó este sistema de "tener todas las cosas en común" en nuestro capitulo 5.  Una pareja, Ananías y Safira, convinieron a hacer algo.  ¿No es bueno que una pareja esté de acuerdo?  Yo recuerdo algo que me impresionó mucho cuando recién había casado.  Nosotros acá en los EU tenemos costumbre que los hermanos se juntan con un joven que va a casarse.  Hacemos una pequeña fiesta y cambiamos historias, a veces divertidas o graciosas, pero siempre con el fin de animar al joven hermano en las cosas del Señor, especialmente en cuanto al matrimonio.  Cuando uno de mis amigos iba a casar (era el nieto de Jaime Harrison Simth para ustedes que conocieron este hermano, quizás solo por medio del himnario que él tradujo) varios hermanos juntaron en mi casa. Algunos habían contado historias chistosas de que nosotros estábamos reyendo.  Pero entonces, un hermano habló con mucha solemnidad sobre el sujeto de esta pareja, Ananías y Safira, lo que me impresionó como algo muy extraño al principio.  Pero después, me di cuenta que él hablaba algo muy importante.  Una de las señas del Espíritu Santo de la iglesia vimos en capitulo dos "Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos."  El estar unánime dentro del matrimonio es muy importante sin duda, pero hay algo aun más importante.  Es necesario que estamos unánimes según la palabra de Dios.  Esta pareja convino, o sea, estaban unánimes, pero en una cosa mala, y todo en contra de la voluntad de Dios.  Vemos el triste resultado, que ambos murieron.  Mucho mejor no fingir, pues de Dios no estamos escondiendo absolutamente nada.  Para mí me es interesante que he olvidado totalmente cualquier cosa mas que fue dicho en este conjunto de hermanos, pero lo que dijo este hermano me ha pegado en la mente hasta ahora.

Creo que a pesar de lo terrible resultado de la mentira y engaño, la muerte de esta pareja, Dios lo usó para impresionar a los que pensaban juntar con los discípulos por pura afán de las maravillas.  "De los demás, ninguno se atrevía a juntarse con ellos."  Desgraciadamente, hoy en día hay mucha profesión falsa, pero es muy serio porque a Dios nadie puede engañar, igual hoy que entonces. 

Muchas gracias por todas sus oraciones en cuanto a mi hijo.  Ha regresado de la zona de guerra y pudo recordar al Señor en su muerte el día de ayer. 

Su hermano por gracia, Felipe Fournier