Make your own free website on Tripod.com

Hechos 2

 

Queridos jóvenes y amigos,

 

El capitulo dos de los Hechos esta llena de instrucción por nosotros, pero en verdad ha sido un obstáculo a muchos en el cristianismo, mayormente los que no han aprendido las verdades de que hablamos en el estudio sobre Hechos 1.  Una vez, estando en la republica Dominicana y escuchando desde afuera de una iglesia penticostal, escuché el sonido que era como muchos pájaros gritando en las mañanas.  No me metí para adentro para saber como hicieron su culto, pero uno podía saber que era una escena de pura confusión.  Eso no es lo que vimos en el capitulo dos de los Hechos; y después de todo, lo que vemos en este capitulo no se repita aun en el libro de los Hechos, mucho menos hoy en día.

 

Jesús les había dicho a sus discípulos en el capitulo anterior y también en Lucas 24:49 “Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.” Y “pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.”  Este capitulo dos es el cumplimiento de esta promesa para los judíos, igual como era en el capitulo diez por los gentiles.  Dios estaba formando algo nuevo que no hubo antes; un solo cuerpo de creyentes, todos llenos del Espíritu Santo en una forma singular.  Nos ayuda notar las palabras del Señor Jesús en Juan 14: 17 “el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.”  El Espíritu había estado con ellos antes, pero ahora en ellos, para no partir para siempre jamás.  Este es uno de las gran diferencias entre el cristianismo y judaísmo. 

 

¿Entonces, que tiene que ver con nosotros hoy en día el bautismo del Espíritu?  ¿Somos nosotros bautizados con el Espíritu individualmente como enseñan algunos?  ¿Debemos hablar en lenguas, hacer milagros, y todo esto, mostrando que somos “bautizados con el Espíritu?   La respuesta es ¡NO!  Porque es algo ya hecho de Dios, formando un solo cuerpo de judíos y gentiles, y nosotros como individuos somos añadido a algo que Dios ya hizo hace tantos años; somos sellados por el Espíritu (Efesios 1:13); tenemos la unción del Espíritu (1 Juan 2:27); el Espíritu de Dios mora en nuestro cuerpo (1 Cor. 6:19).  Todo esto es algo nuevo que pertenece a un cristiano que no pertenecía a uno como el rey David o a un hombre de fe como Abraham, porque ellos, aunque eran creyentes, renacidos, no eran cristianos.  Pero individualmente el bautismo del Espíritu Santo es algo que ya pasó y no es algo que nosotros hoy en día buscamos o esperamos.

 

Hay mucho mas que queremos notar en este capitulo que nos da buenas instrucciones para el día de hoy.  Si el Señor no viene antes, estaremos considerando estas cosas pronto.

 

Gracias a ustedes que han hecho preguntas acerca de mi hijo.  Él sigue allá en Kuwait sin ninguna fecha de regresar.  El Señor le esta guardando de peligro y tiene algo de comunión con por lo menos un creyente entre sus compañeros de trabajo.  Agradecemos sus oraciones por él, tanto en el espiritual como en lo natural, pues no es bueno que uno sea separado de la mesa del Señor y de comunión con los santos por tanto tiempo.

 

Su hermano solo por gracia, Felipe Fournier