Make your own free website on Tripod.com

Pedro, sus preguntas contestadas

Léase por favor Mateo 15:1-20

Queridos jóvenes y amigos,

Vemos en esta historia en Mateo algo de mucha ayuda que el Señor explicó, contestando primeramente la pregunta de los Fariseos y después la pregunta de Pedro pidiendo más explicación.  Dijeron los Fariseos “¿Por qué tus discípulos traspasan la tradición de los ancianos? porque no se lavan las manos cuando comen pan.”  Muy interesante era la respuesta del Señor, porque primeramente El habló a sus conciencias, aparentemente cambiando de tema.  “¿Por qué también vosotros traspasáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición?”  Entonces el Señor enseñó como la tradición de ellos se usaba para invalidar el mandamiento de Dios.  Dijeron ellos “Es Corbán” que quiere decir un don para Dios, en vez de ayudar a su padre o a su madre.  En otras palabras, cuando había necesidad en la familia, según la ley ellos tenían deber de honrar a sus padres.  Pero eran avaros, y no quisieron, por eso pusieron por excusa que ese dinero era para Dios.  Parece por lo que dice que había llegado hasta una tradición entre ellos usar esta excusa de abrogar la palabra de Dios, y se habían adelantado tanto que hasta si mismo se habían estafado.

Creo que la lectura que tenemos ante nosotros tiene mucho que ver con la tendencia religiosa de nuestros corazones naturales.  Buscamos un pretexto para hacer nuestra propia voluntad en vez de buscar en la palabra de Dios su voluntad de El.  Los Fariseos, muy listos eran para condenar los discípulos sobre esta cuestión de lavar las manos antes de comer.  Pero no se condenaron a si mismo acerca de su conducta tan mala ante Dios.  Eran hipócritas en este sentido, y se ofendieron cuando el Señor Jesús reveló lo que había en sus corazones.  Por eso lo odiaban con este odio tan fuerte que los condijo al punto de crucificar el Hijo de Dios.  ¿Puede haber un hombre muy religioso, muy exigente de los demás, que realmente deshonra al Señor en su vida?  Claro que si, y que nosotros tengamos cuidado de no caer en esta trampa.

Creo además que tenemos en esta historia una lección muy buena sobre la comida y su significado para el creyente.  Recién en el chat estaba hablando con alguien que me preguntó si fuera bueno para el creyente ser vegetariano.  Creo que encontramos la respuesta en esta historia, bien claro en las palabras del Señor a Pedro, quien pensaba que era parábola lo que dijo el Señor.  Pero realmente no era parábola, sino algo real.  “¿No entendéis aún, que todo lo que entra en la boca, va al vientre, y es echado en la letrina?”  Puede ser que el comer sin lavarse las manos hace enfermarse, pero no tiene nada que ver con nuestra condición ante Dios.  Hay otro versículo que es de ayuda en 1 Corintios 8:8 “Si bien la vianda no nos hace más aceptos á Dios: porque ni que comamos, seremos más ricos; ni que no comamos, seremos más pobres.” Así que no hay nada de malo en ser vegetariano.  Simplemente no es nada que nos recomienda a Dios, y no debemos pensar que así es.

Pedro mas tarde iba a entender que tampoco la tradición podía limitar a Dios para salvar a los gentiles.  En el capitulo 10 de los Hechos, Pedro iba a entender mejor este asunto e iba a ser usado fuertemente por el Señor para la salvación de los gentiles.  Pero por el momento quedamos nosotros con esta lección, tan mal entendida entre muchos grupos de creyentes hoy en día, que estamos ante Dios por pura gracia, no por obras y no por lo que comemos o no comemos.

En conclusión, creo que vemos este carácter de Pedro, que siempre era listo para hablar, hasta hacer preguntas sobre asuntos que debería haber sabido la respuesta.  Recibió una pequeña reprensión del Señor por su torpeza, pero de todos modos no se ofendió y seguía haciendo preguntas, por las cuales nosotros estamos agradecidos porque resultaron en más explicación de parte del Señor y nosotros ahora podemos aprovechar.  Es mejor hacer la pregunta cuando tenemos duda, y no tener vergüenza de mostrar nuestra ignorancia.  Dios mediante estaremos considerando mas preguntas de Pedro en otros estudios.

Su hermano solo por gracia, Felipe Fournier