Make your own free website on Tripod.com

Pedro encarcelado y librado

 

Léase por favor Hechos 12

 

Queridos jóvenes y amigos,

 

Nos es un ánimo muy grande observar a Pedro en este capítulo.  El hombre que había huido en el tiempo de peligro y negado al Señor por amor de su vida en el palacio del sumo sacerdote, ahora no parece tener nada de preocupación.  Es aun más animoso ya que sabemos que Herodes ya había matado a Jacobo, y ¿como hubiera podido Pedro esperar otro fin?  Pero a pesar de las cadenas y todo esto, vemos a Pedro durmiendo a gusto.  ¡Que bueno si nosotros tengamos la misma confianza que tiene Pedro aquí!

 

¿Qué tal de la reunión de oración que había por amor de Pedro?  No podemos dudar que eran bien sinceros, pues “la iglesia hacía sin cesar oración á Dios por él.”  Creo que estas oraciones eran ambas individuales y corporales.  Pero no había mucha fe mezclado con sus oraciones, pero antes de condenar a los santos de aquel entonces, quizás debemos confesar que muchas veces somos bastante semejantes.  Oramos al Señor pero sin mucha fe que el Señor va a obrar.

 

En nuestro ejemplo, el Señor libró a Pedro en una forma milagrosa y singular.  Todos los soldados siguieron con su sueño, entre tanto que Pedro fue conducido hacia fuera de la ciudad.  Pedro mismo pensaba que soñaba y por fin se dio cuenta que era de verdad.  Entonces caminó a la casa donde se juntaron los hermanos, y que interesante que justo en aquel momento estaban orando fervientemente por Pedro.  Pero no había nada de fe cuando oyeron las noticias que Dios había contestado sus oraciones ya, y dijeron que la muchacha que abrió la puerta era loca (algo triste, ¿no?)  Pero por fin tuvieron que contestar la puerta, y se quedaban atónitos viendo que en verdad era Pedro en la puerta.

 

O, hermanos, no nos descansemos de la oración en privado ni tampoco en asamblea.  Conocemos el mismo Dios que libró a Pedro, y aunque vivimos en días de tinieblas y debilidad, nuestro Dios no es débil.  Que lo pongamos a prueba y miremos que hace a nuestro favor, pues nos amó tanto que entregó su hijo por nosotros.  “El que aun á su propio Hijo no perdonó, antes le entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?” Romanos 8:32

Quiero pasarles algo que el hermano Roberto Thonney me compartió y creo que es provechoso meditar.   Es posible que tenemos algo profético en este capitulo, referente a los fieles de los judíos en el día de la tribulación.  Vemos a Jacobo matado con el filo de cuchillo pero a Pedro librado por un milagro.  Después, en el fin del capitulo, encontramos a un hombre que acepta la adoración como si fuera Dios, y Dios le mató por su rebeldía.  Así los judíos fieles en el tiempo de la tribulación;  algunos serán asesinados como mártires, mientras que otros van a ser protegidos por la mano fuerte de Jesús en una manera milagrosa como vemos en muchos de los Salmos.  “Y él te librará del lazo del cazador: De la peste destruidora.  Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro: Escudo y adarga es su verdad.” Salmo 91:4  Y al fin de la tribulación, el Señor va a ejecutar juicio sobre aquel hombre que acepta adoración como si fuera Dios, el Anticristo.

Hay mas fotos de mi nieta ahora en la pagina Web, y cuando vuelve mi esposa (todavía esta con mi hija y yerno, ayudando) entonces puedo poner algunas mas.  Todos están en muy buena salud.  ¡Grande es tu misericordia, o Señor!

Su hermano solo por gracia, Felipe Fournier