Make your own free website on Tripod.com

Pedro predica a los gentiles

 

Léase por favor Hechos 10

 

Queridos jóvenes y amigos,

En el capítulo 16 del libro de Mateo leemos “Y á ti daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que ligares en la tierra será ligado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.”  Hemos notado como Pedro fue utilizado por el Señor para predicar a los Judíos en el capítulo 2.  Ahora vemos en el capítulo 10 que Pedro esta usando otra llave al reino de los cielos, introduciendo el evangelio a los Gentiles.  La iglesia Romana, por un error muy serio, ha malinterpretado este versículo en Mateo para sugerir que Pedro fuera el primer Papa, pero no hay nada en la escritura que apoya tal enseñanza.  Pedro era un siervo del Señor con sus fracasos y sus triunfos como hemos estado estudiando casi un año ya, pero no era nada más que esto, y nosotros tenemos el privilegio de aprender de su vida.

Vemos en nuestro capítulo que Cornelio era un hombre piadoso.  “Pío y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba á Dios siempre.”  ¿Qué podemos decir en cuanto la condición de tal persona?  Creo que podemos decir que era un hombre renacido, pero no un hombre salvo.  Muchas han tropezado sobre este asunto del nuevo nacimiento y la salvación, pensando que son una sola cosa, pero realmente la escritura nos enseña que son cosas distintas.   El nuevo nacimiento es la obra del Espíritu de Dios, aplicando la palabra de Dios a la conciencia del hombre y dándole vida nueva.  Como vemos en la explicación del Señor Jesús a Nicodemo en Juan 3, muchas veces no se sabe cuando esto ocurre. “El viento de donde quiere sopla, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni á dónde vaya: así es todo aquel que es nacido del Espíritu.”  Vemos el afecto del viento, pero al viento mismo no podemos ver.  En la vida de este Cornelio, vemos el afecto de la obra del Espíritu de Dios en su vida, sus oraciones y su piedad.

Había otra obra del Espíritu en el corazón de Pedro.  Fuertes eran los prejuicios de los Judíos en contra los Gentiles, y era necesario que Pedro fuera instruido que el Judaísmo, con sus ritos y prohibiciones, era una cosa pasada.  Para mi es una tristeza el ver que hoy en día hay muchos creyentes que todavía están enredados en el mismo error, y piensan que lo que comemos tiene que ver con algo espiritual.  Pero no es así; estas cosas están en el pasado.  Pedro no quiso recibirlo al principio: “Pedro dijo: Señor, no; porque ninguna cosa común é inmunda he comido jamás.”  Pero la voz del cielo le dio la revelación tan importante, “Lo que Dios limpió, no lo llames tú común.”  Pedro aprendió la lección y así explicó a la casa de Cornelio: “mas me ha mostrado Dios que á ningún hombre llame común ó inmundo.”  Espero que si alguno de ustedes piensa que la dieta es algo espiritual, que el Señor también le muestre que no es así.  Puede ser bueno para el cuerpo, pero no tiene que ver con nuestra relación con Dios.

¡Que lindos eran las palabras de Cornelio en el verso 33! “Así que, luego envié á ti; y tú has hecho bien en venir. Ahora pues, todos nosotros estamos aquí en la presencia de Dios, para oír todo lo que Dios te ha mandado.”  Me acuerdo de la primera vez que fui a la Republica Dominicana con el hermano Guillermo Guerra en el año 1981.  Fuimos a la casa del hermano Chilo y encontramos un grupo de hermanos reunidos, esperándonos.  El amado hermano Chilo, ya con el Señor justo este año de una edad muy avanzada, nos leyó este versículo.  Y era cierto que estaban listos para aceptar la palabra, ansiosos para recibir todo lo que podían.  ¿Qué tal de nosotros?  ¿Cuándo un hermano viene de visita, decimos entre nosotros “que mala suerte, van a haber muchas reuniones especiales y tengo poco interés en estas cosas”?  O quizás, sea un hermano de la asamblea que no tiene mucho don, y se levanta para tomar la palabra.  ¿Cómo es nuestra actitud?  ¿Tenemos la actitud de Cornelio?  ¿O quizás la actitud de los Judíos en la presencia de Esteban en Hechos 7 que taparon los oídos para no escuchar?

Dios mediante la semana que viene continuaremos el estudio sobre Pedro y su predicación a los Gentiles con Cornelio.

Su hermano solo por gracia, Felipe Fournier