Make your own free website on Tripod.com

David, reinando sobre Juda y después todo Israel

 

Léase por favor 2 Samuel 2 y 3

 

Queridos jóvenes y amigos,

En estos dos capítulos vemos como Jehová iba exaltando a David al trono de Israel, pero no de una vez.  Hubo lo que nosotros llamamos una guerra civil entre Juda e Israel, algo muy triste.  Quiero notar algo por los hermanos mayores que reciben estos mensajes.  Se nota algo horrible en los versos 14 a 16 en el capitulo 2.  “Y dijo Abner á Joab: Levántense ahora los mancebos, y maniobren delante de nosotros. Y Joab respondió: Levántense.  Entonces se levantaron, y en número de doce, pasaron de Benjamín de la parte de Is-boseth hijo de Saúl; y doce de los siervos de David.  Y cada uno echó mano de la cabeza de su compañero, y metióle su espada por el costado, cayendo así á una;”  ¡Veinte cuatro muertos de una vez!  ¡Y la batalla no era de ellos, sino un desacuerdo entre mayores!  O hermanos, ¡que tengamos cuidado nosotros que somos de mas edad, que no haya entre nosotros algo que desanime y cause la caída espiritual de los jóvenes!

El capitulo 3 esta lleno de interés en cuanto a Is-boseth y Abner.  En verdad no se si Abner era culpable de pecado con la concubina de Saúl, como fue acusado por Is-boseth.  Me parece que no, que era nada más que un rumor que había escuchado Is-boseth.  Se puso muy molesto Abner por la acusación.  A veces somos así, que creemos las chismas que escuchamos, y pueden ser sin fundamento en la verdad.  El capitulo 13 de 1 Corintios nos enseña “El amor… no piensa el mal; No se huelga de la injusticia, mas se huelga de la verdad.”  Creo que es una buena lección por nosotros, que no pensemos mal los unos con los otros, especialmente cuando es pura chisma y rumor que esta influyendo nuestros pensamientos.  Sea lo que sea, Abner decidió ya no apoyar a Is-boseth, sino iba a cambiar su fidelidad a David.

La historia de Abner es una enseñanza por los que todavía no ha aceptado el evangelio de Cristo, pero andan cercas sin decidirse para Jesús.  Vemos que Abner había matado al hermano de Joab, aunque sin querer.  Había advertido a Ásael, hermano de Joab, que no fuera tras el, por no ser matado.  Pero Ásael no quiso desviar, y Abner por fin echó el regatón de su lanza para atrás y Ásael chocó con la lanza y cayo muerto.  Joab llevó un rencor en su corazón por eso, y quiso matarle a Abner.  Creo también, por la historia completa de Joab, que también no quiso que hubiera competición para el lugar de capitán sobre el ejército de David.  Abner vino a David con fin de trasladar el liderazgo de Israel de Is-boseth, hijo de Saúl, a David.  David le recibió y le hizo banquete y le envió en paz.  Pero Joab, escuchando la historia, trabajó con engaño y fingiéndose un amigo, lo mató a Abner justo en la puerta de Hebron.

David lamentó la muerte de Abner diciendo “¿Murió Abner como muere un villano (o como en ingles “un necio”)?  Tus manos no estaban atadas, ni tus pies ligados con grillos”.  Quizás no entendemos el significado de la muerte de Abner en la puerta de Hebron.  Pero si uno conoce la historia de Israel, se ve que Hebron era una de las ciudades de refugio.  Para no ser muy largo, sugiero que usted lee para si mismo en Números 35.  Pero solo eso quiero citar “Y si el homicida saliere fuera del término de su ciudad de refugio… y el pariente del muerto al homicida matare, no se le culpará por ello: Pues en su ciudad de refugio deberá aquél habitar hasta que muera el gran sacerdote.”  Creo que vemos aquí ilustración de alguien que ha estado cerca, tan cerca, de la salvación, pero sin haber tomado el paso dentro del lugar de refugio, en el mismo salvador Jesucristo.  Puede ser que tal persona muere como Abner, como un necio, tan cerca de la salvación, pero por fin perdido.  ¡O querido lector, que usted no sea semejante a Abner!

Su hermano solo por gracia, Felipe Fournier