Make your own free website on Tripod.com

David otra vez librando a Saúl

 

Léase por favor 1 Samuel 26

 

Queridos jóvenes y amigos,

 

En este capitulo vemos varias cosas interesantes.  Recién el rey Saúl había prometido a David que no le iba a perseguir nada más.  Es obvio que fue una mentira, porque este odio de David le había llenado el corazón tanto que era para el ya una adicción.  Creo que por nosotros es una buena lección de la debilidad de la naturaleza humana, lo que queda en nosotros junto con la naturaleza nueva que recibimos cuando éramos renacidos.  Somos susceptibles cada uno a debilidades diferentes y Satanás es bien sabio después de tantos años de experiencia con la raza humana de ofrecernos lo que agrada a nuestra carne.  Con Saúl era una adicción a la idea que podía eliminar a David y asegurar el reino dentro de su propia casa.  Quizás con otros sea una adicción a alcohol, o drogas, o sexo, o riquezas, o fama.  Pero lo que sea, hemos visto sin duda el daño que ha hecho en este pobre mundo.  ¡Que el Señor nos libra de cualquier adicción que nos puede dañar a nosotros y también a los que nos aman!

Para mi es muy interesante ver que David había escuchado y aprendido bien la lección de Abigail.  Ella le había dicho “Entonces, señor mío, no te será esto en tropiezo y turbación de corazón, el que hayas derramado sangre sin causa, ó que mi señor se haya vengado por sí mismo.”  Aquí vemos que David estaba pensando de lo mismo.  Dijo David a Abisai “Vive Jehová, que si Jehová no lo hiriere, ó que su día llegue para que muera, ó que descendiendo en batalla perezca, guardeme Jehová de extender mi mano contra el ungido de Jehová.”   La venganza es una de las cosas que llegan a ser una adicción.  Me parece que es una cosa fea que pertenece solo a la raza humana. 

Vemos aquí también un hombre que quiero mencionar; Abisai era sobrino de David y hermano de Joab, el encargado del ejercito de David.  Los dos habían ido en pos de David, pero uno (Joab) había venido por ver bien a sus propias oportunidades.  En cambio, Abisai era uno que en verdad amaba a David.  Aquí en nuestro capitulo vemos a Abisai voluntariamente descendió con David en una situación bien peligroso.  Sabemos con seguridad que hubiera muerto por amor de David, porque leemos de Abisai cuando los dos eran viejos y el hermano del gigante Goliat trataba de matar a David “Abisai hijo de Sarvia le socorrió, é hirió al Filisteo, y matólo.”  2 Samuel 21:17.  Para mi lo muy interesante e instructiva de Abisai es eso, que su carácter era muy semejante al carácter de su hermano Joab.  Eran precipitados y valientes los dos.  Pero Joab buscaba su propia elevación; en cambio Abisai siempre se sujetó a los deseos de David.  Aquí en nuestro capitulo pensaba matar a Saul, el enemigo de David.  Pero se sujetó a las palabras de David que no se podía.  Joab mató por lo menos dos personas mas justos que el, por querer mantener su posición como capitán del ejercito, muy en contra la voluntad de David.  ¿Puede ser así con cualquier de mis lectores?  ¿Busca usted asociar con los que aman a Cristo por algún beneficio?  ¿O en verdad tiene usted verdadero amor para Cristo?  La pregunta por todos nosotros es este, si nos vamos a sujetar a los deseos de nuestro Señor como Abisai, o vamos a hacer lo que a nosotros nos agrada, como Joab.

Dios mediante seguiremos notando la diferencia entre estos dos hermanos en el estudio de David.  Pero les recomiendo que busquen por ustedes mismos las citas que tienen que ver con Abisai, David, y Joab en el libro de 2 Samuel.

Cierro con esto; Saul dijo a David en verso 21 “he pecado”.  Algunos creen que el solo decir estas palabras representa arrepentimiento, pero no creo que es cierto.  Aquí con Saúl era nada más que palabras.  Sus hechos no eras según sus palabras, y Dios ve al corazón.  El arrepentimiento tiene que ser actitud del corazón, y no meras palabras.

Su hermano solo por gracia, Felipe