Make your own free website on Tripod.com

David, Abigail, y Nabal: ¿Quien es David?

 

Léase por favor 1 Samuel 25

 

Queridos jóvenes y amigos,

 

Este capitulo es de suma interés por nuestro estudio de David.  También forma un ejemplo muy bello del evangelio, y además del juicio que espera al que atreve decir estas palabras ¿Quién es David?  Pero estamos adelantándonos algo.

“El nombre de aquel varón era Nabal, y el nombre de su mujer, Abigail. Y era aquella mujer de buen entendimiento y de buena gracia; mas el hombre era duro y de malos hechos; y era del linaje de Caleb.”  ¿Se acuerda de Caleb?  Era un hombre muy fiel en Israel en los días de Moises cuando casi todos los demás eran infieles, sin confianza de Jehová.  Se decía de el “Excepto Caleb hijo de Jephone: él la verá, y á él le daré la tierra que pisó, y á sus hijos; porque cumplió en pos de Jehová.” Deuteronomio 1:36.  Nabal tenia por sus antecedentes este hombre Caleb, pero no participaba nada en la fe de Caleb.  Y usted, ¿tiene padre o madre creyente?  Si la respuesta sea que si, es un privilegio ser hijo de padres creyentes, pero ¿participa usted en su fe?  Nabal había venido de padres fieles, pero el mismo era hombre duro y malo.  El tener padres creyentes no es ninguna garantía que uno mismo será salvo.  Cada uno tiene que tener su propia fe.

David había cuidado todos los bienes de Nabal y esperaba algo de apreciación.  En verdad, David era el rey ungido y Nabal le merecía todo respeto, aunque no habría cuidado sus bienes.  Y así es con todo pecador en el mundo.  Todo le debe a Dios, y es responsable delante de El.  Pero Nabal contestó la petición de los siervos de David en una manera muy semejante a la actitud de muchos en este mundo; es decir, ellos creen que no deben nada a Dios.  No se dan cuenta de que cada respiración viene de la mano y la misericordia de Dios.  En semejante manera escuchamos las palabras de Nabal “¿Quién es David? ¿y quién es el hijo de Isaí? Muchos siervos hay hoy que se huyen de sus señores. ¿He de tomar yo ahora mi pan, mi agua, y mi víctima que he preparado para mis esquiladores, y la daré á hombres que no sé de dónde son?”  ¿Se nota las palabras de Nabal, suponiendo que todo era suyo?  Así los labradores de la viña en el parábola del Señor Jesús “Este es el heredero; venid, matémosle, y la heredad será nuestra.” Marcos 12:7  El hombre en el mundo piensa que todo lo que tiene es suyo, pero en verdad no es así.  Todo es de Dios, prestado a nosotros por ahora.  Así que las palabras de Nabal manifestaron su carácter, despreciando el hombre a quien debió todo.

Y David, ¿como iba a reaccionar?  En el capitulo 24 vimos como David pagó bueno para lo malo.  Pero esta vez, le vemos en otro carácter, un carácter de venganza.  Pero Jehová no le iba a dejar poner esta mancha sobre su testimonio, y usó la esposa, una mujer de carácter muy distinta a Nabal para frenarle en su propósito.  ¿No es una maravilla los caminos de Dios?  Vino Abigail con provisiones y palabras que forman una maravilla de entendimiento de los proposititos de Dios, y David no pudo cumplir su venganza.

Dios mediante, la semana que viene, meditaremos mas en Abigail y su fe.  Quiero terminar esta semana con estos pensamientos para su consideración.  Tenemos en David prototipo de Cristo, el rey ungido, pero no reinando hoy en día.  Tenemos en Saúl un prototipo de Satanás, reinando sobre este mundo como dios y príncipe de este siglo, pero sin derecho de lo mismo.  Tenemos en Nabal el persona típico de este mundo, no reconociendo los derechos del rey ungido.  Tenemos en Abigail mujer de fe que tenia todo entendimiento del futuro, prototipo de un creyente hoy en día.  Usted, ¿a cual de estas participantes en la historia de 1 Samuel 25 parece?

Su hermano solo por gracia, Felipe Fournier